miércoles, 21 de febrero de 2018

Nuestro Escudo

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Como bien sabéis nuestro escudo corporativo data de 1993, anteriormente nuestro escudo corporativo era simplemente un Calvario, sembrado de las tres cruces (la central en que murió El Salvador y las laterales en las que fueron ajusticiados los ladrones Dimas y Gestas).

Así, en el Cabildo General de Hermanos de ese año, se aprobó el escudo presentado por N. Hno. Manuel Dionisio Lozano Guerra, siendo su descripción la siguiente:

El contorno de la misma está designado por un pergamino triangular, con el vértice en punta y timbrado con la corona real cerrada. En su interior, dos escudos ovalados y acolados con bordura de cordón trenzado y cada escudo sobre pergamino. El diestro contiene las armas de Baeza (compuesto por un castillo, timbrado éste por la Cruz de San Andrés, en memoria del Santo Patrón de Baeza, y entrelazada la Cruz de San Isidoro) y el siniestro el Calvario, sembrado de las tres cruces (la central en que murió El Salvador y las laterales en las que fueron ajusticiados los ladrones Dimas y Gestas) entre ambos el Cáliz de la Pasión (según el símbolo con que el propio Salvador se refiere a la misma en la Oración de Getsemaní), rodeado del Rosario con la Cruz de la Trinidad Calzada como remate en punta (por tener el origen la Cofradía en el antiguo Convento de los Padres Trinitarios Calzados).

Hasta 1999 nuestro escudo era plano en colores y definiciones de los elementos que lo componían, es a partir de ese año cuando nuestro escudo fue pasado a color por N. Hno. José Francisco Garrido Lemus.

Este año 2018 N. Hno. José Francisco ha retomado el estudio del escudo y tras analizarlo concienzudamente, ha realizado una última modificación en el mismo, con estas modificaciones podemos decir que tanto la calidad como la definiciones de los los elementos que lo componen no solo han  mejorando en calidad sino que es más suave en sus rasgos y en la.

Desde aquí agradecemos el trabajo y las mejoras realizadas por N.  Hno. José Fco. quien además mantiene las entradas en Wikipedia de la Semana Santa de Baeza y por ende de nuestra corporación enlace wikipedia:


NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

martes, 20 de febrero de 2018

Solemne Fiesta Principal de Estatutos

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Nos ponemos en contacto contigo para informarte que el próximo sábado, 24 de febrero del año del Señor de 2018, se celebrará la Solemne Fiesta Principal de Estatutos.

Se iniciará con el rezo del Santo Rosario a las 19:00 h

A las 19:30 h. se oficiará la Santa Misa, oficiada por Rvdo. D. Domingo Antonio Pérez Fernández, párroco de Sta. Mª del Alcázar y S. Andrés Apóstol y Capellán de Nuestra Hermandad.

Al finalizar la misma se cantará la Salve a Mª Stma. del Rosario en sus Misterios Dolorosos y tendrá lugar el devoto Besapies a Nuestro Señor.


NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

martes, 13 de febrero de 2018

Entrevista al Dr. Pérez Bernal por D. José Checa García

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.
A continuación reproducimos la entrevista que le realizo nuestro amigo José García Checa al Dr. José Pérez Bernal, momentos antes de que magistralmente nos deleitase a los asistentes con su Conferencia sobre la importancia de la donación de órganos y el gesto tan caritativo que puede realizar un cofrade cuando pasa al Getsemaní Eterno, ya que ahora "la muerte no es el final" pues con tus órganos realizas el gesto caritativo más importante: dar vida al que se le está yendo.

Desde aquí, una vez más agradecer a Pepe el que se desplace hasta Baeza, ante la llamada de la Vocalía de Formación y nos regalase su tiempo, su sabiduría y sobre todo su amor al prójimo.


La conferencia: trasplantes "El amor al prójimo como fuente de vida del Dr. Pérez Bernal visitó  Baeza.

El pasado sábado día 10 de Febrero el salón de plenos del balcón del concejo, acogió la conferencia: trasplantes "El amor al prójimo como fuente de vida" organizada por la vocalía de formación de la Cofradía de la Sagrada Oración de Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto de los Olivos y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos de la ciudad de Baeza, la cual a lo largo de este año está organizando diferentes charlas formativas.
En esta ocasión la conferencia trato sobre la importancia de los trasplantes de órganos, sobre la cual nos debemos de concienciar ya que la donación de nuestros órganos puede ser el último gran gesto cofrade de nuestra vida, ya que como todos sabemos el cofrade es una persona que tiene la caridad como una de sus banderas.
Dicha conferencia fue impartida por el Dr. D. José Pérez Bernal, recientemente jubilado tras 43 años en la U.C.I. del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), donde ha participado como médico directamente en 625 donaciones.
Ante todo, en su carta de presentación, se presenta y además muy orgulloso de ello como médico cristiano, apasionado por su trabajo y con una gran vocación, la cual le está llevando a salvar centenares de vida durante todos estos años de ejercicio. Tras escuchar sus palabras a todos los presentes, ver sus obras y reconocer a Dios amor en él, se puede afirmar que el Dr. Pérez Bernal, es un ángel de la guarda, el cual está aprovechando su paso por la tierra para hacer el bien entre sus hermanos.
Desde 1978, fecha del primer trasplante renal de Sevilla y Andalucía, ha estado implicado en todos los programas de trasplantes del Hospital Virgen del Rocío, además ha sido Coordinador Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva desde 2001 a 2010.
Actualmente es Director General de Trasplantes del Colegio de Médicos de Sevilla y Presidente de la Sección de Medicina del Exmo. Ateneo de Sevilla.
Su persona reúne diversas distinciones y galardones, entre las que destacan: medalla de la Ciudad de Sevilla en 2007 o una calle con su nombre en la ciudad de Sevilla, justo al lado del Hospital Virgen del Rocío. Fue nombrado Médico Ilustre 2016 por sus compañeros del Colegio de Médicos de Sevilla y fue elegido como uno de los “25 Embajadores de la Medicina Española” por Diario Médico.
Afirma que su mejor currículum es la vida de las personas por las que ha luchado como médico y tener el afecto y amistad de muchas familias de donantes de órganos y de innumerables personas trasplantadas.

Cabe destacar de este gran hombre entre sus logros, el conseguir que las distintas cuadrillas de costaleros de Sevilla se hayan hecho donantes de órganos pues, como él mismo comenta: la mejor corona que podemos ofrecerle a la Virgen es la del amor al prójimo y la ayuda a los demás. Insistiendo en que: con las donaciones de órganos, de sangre y médula se logran salvar vidas y que sembrando la semilla de la solidaridad la Virgen va a salvar muchas vidas.
Momentos antes del inicio de la conferencia, tuvo a bien el atender a este servidor, al cual respondió amablemente y con gran pasión sobre el tema que ocupaba el interés de los presentes.

¿Qué nos puede contar sobre la conferencia que en unos minutos impartirá?
La conferencia de esta noche es muy emocionante, porque vamos a tocar el tema de los trasplantes y además desde el punto de vista de un médico cristiano, que siguiendo las enseñanzas del Papa Francisco, enfoca la donación de órganos como un acto sublime de amor al prójimo. El tema es muy emocionante por dos motivos: el primero de ellos porque los trasplantes se los hacemos a enfermos terminales y estas personas, que son enfermos sin otra solución vuelven a nacer y a tener una calidad de vida excepcional, antes se nos morían. En segundo lugar, yo que he trabajado durante 43 años en una unidad de cuidados intensivos del hospital Virgen del Roció de Sevilla he visto muchas cosas: he visto morir a muchas personas que hoy no se hubieran muerto porque le hubiéramos hecho un trasplante, cambiarle el órgano enfermo por otro sano.
Lo que más emociona de los trasplantes es que esos órganos que trasplantamos no se pueden comprar en una farmacia, nos lo tiene que dar alguien, por lo tanto, esa es la clave de los trasplantes, la generosidad de la gente, en la solidaridad.
Los cristianos le llamamos a la solidaridad amor al prójimo, por eso mi conferencia se llama: “trasplante, el amor al prójimo como calidad de vida”. La mayoría de nuestros donante son personas que mueren en circunstancias concretas: en la UCI de un hospital, de muerte cerebral y es la familia la que decide en los momentos más terribles de su vida, que es cuando se le muere un marido, hijo o ser querido hay que tener un gran corazón y un sentimiento muy grande y mucha categoría para autorizar una donación de órganos en un momento tan trágicos. Estas familias convierten sus lágrimas en vida y esperanza para otros.
También están los donantes vivos, son personas sanas que entran en un quirófano para salvar a la gente que aman, entran por amor, dan parte de su cuerpo……eso nos suena al mensaje cristiano, de Cristo, que dio su cuerpo por nosotros. Los trasplantes de donantes vivos generalmente de riñón o hígado, personas que dan parte de su hígado para salvar, casi todos son niños, pues gracias a Dios no se nos mueren niños en España y si necesitan un trasplante pues se le pide a los padres y a la familia. Esto lo veremos en ejemplos que ahora pondré muy conmovedores, ejemplos con nombres y apellidos, historias y fotografías que nos mostrarán de una manera muy cercana la realidad. Ejemplos como el de Maribel, que le dio hace 10 años un riñón a su hermana Manoli, que estaba apagándose como una vela de la candelaria nuestros pasos de Virgen. Esta chica le dio la vida a su hermana y después con un solo riñón dio a luz a tres hijos, para que veamos que la naturaleza es sabia. La generosidad, es fuente de vida.

¿A Usted como cristiano, que es lo que más le recompensa de toda esta tarea?
Como cristiano, ser humano y médico; conseguir que haya más concienciación sobre un tema que es muy difícil pues hay que tocar el tema de la muerte. Nosotros, la medicina, la sanidad….cuando yo estudie medicina, la muerte era el final, ahora la muerte no es el final, después de una muerte, cuando ya no hay solución, cuando ya estamos firmando los certificados de defunción, cuando ya intervino el juez y los forenses, si la familia me lo autoriza, podemos extraer algunos órganos a ese cadáver antes de que se incinere para salvar a otras personas. Eso es lo que más nos reconforta, saber que la muerte no es el final. El cristiano así lo entiende pues hay vida después de la vida y en los trasplantes hay vida después de la vida, pero la clave está en el amor al prójimo.


En ciertas generaciones este tema da miedo o incluso se piensa que no es cristiano……..
De este tema no se podía hablar, incluso en las Cofradías no se podía tratar. A mí me daba mucho coraje porque yo soy muy cofrade y llamaba a las puertas de las Cofradías y se me cerraban porque era un tema “desagradable”, me decían. Sin embargo yo veía que había una banda de música o presentaban el manto de una Virgen y aquello se llenaba, hoy todo aquello ya cambió pues las Hermandades han entendido que el amor al prójimo salva vidas, como bien dice Monseñor Asenjo: la donación de órganos es una nueva forma de vivir la caridad.
Hemos tenido que erradicar muchos miedos, había muchas supersticiones, desinformaciones, tantas veces me han negado esa donación y yo veía que otros enfermos míos en la unidad de cuidados intensivos se morían porque no tenían esa órgano, enfermos que podemos ser cualquiera de nosotros si nos da un infarto o nos falla el pulmón o hígado….aquello era muy triste.
Llamé a las puertas del Cardenal Amigo Vallejo, una persona excepcional y para mí, fue el pinero en la Iglesia en hablar de una forma clara sobre este tema, escribiendo una carta pastoral preciosa que se tituló: no te lleves al cielo lo que necesitamos aquí. En aquella carta nos “reñía” a los cristianos, nos decía que nos dejáramos de supersticiones y miedos pues lo que conseguíamos es que se nos murieran otros hermanos y además nos decía que: al cielo va el alma, el cuerpo lo quemamos.  Don Carlos me decía cuando yo le comentaba que la gente me refería que no resucitaría esa persona que murió sino llega íntegro al cielo: todo el que llegue al cielo habiendo dejado un huequecito de su cuerpo aquí en la tierra para salvar a un hermano tendrá un sitio de privilegio junto al Padre.

¿Cómo vio el fruto de esas palabras en el seno de la Iglesia y en concreto en el mundo de las Cofradías y Hermandades?
En su momento decidí sacar el hospital a la calle pues fui coordinador de Sevilla y Huelva durante 11 años y veía que no había donaciones y por lo tanto si no hay donantes no podemos hacer trasplantes. Aquel no era un problema de corazón, pues los andaluces tienen un corazón muy grande, pero estaba bloqueado por supersticiones, por miedos y decidí ir a los colegios e institutos para cambiar la mentalidad en las generaciones venideras notándose ya todas estas conferencias y concienciaciones.
La primera Hermandad que me ayudo fue la Macarena, trasplantamos a un costalero suyo, al corriente de la primera trabajadera, Carlos al cual por un virus de hepatitis C le fallo el mismo. Aquello cambio la mentalidad de una Hermandad tremenda y fabulosa. Como me dijo su hermano mayor: Pepe, ya verás cómo detrás de la Macarena vendrán todas. Y así fue, con la autorización del Arzobispado se nombró: a la Esperanza Macarena Patrona de los trasplantados de hígado de Andalucía, a la Virgen de la Estrella trasplantados de corazón de Andalucía, al Cristo de la Sed Patrono de los enfermos renales y de los trasplantados de riñón, pues como estos enfermos no pueden beber pasan mucha sed. Pero lo más grandioso fue el nombramiento de Nuestra Señora de la Saluda de la Hermandad de “Los Gitanos” como Patrona de los donantes de órganos, todo ello, con el visto bueno y aprobación del Arzobispo de Sevilla.
Desde hace 9 años, la Virgen de la Salud lleva en la primera fila de su candeleria un cirio dedicado a los donantes de órganos en el cual pone: lágrimas de vida. Nosotros interpretamos que los donantes son ángeles, porque quien se fue al cielo salvando vidas es un ángel y a buen seguro tiene que estar junto a la Virgen, por eso se coloca ese cirio. Esa luz es un homenaje a los donantes y a sus familias y a la vez es una semilla de amor al prójimo, pues todo aquel que mire a la Virgen está viendo esa luz y pregunta por qué y sabe que esos cirios están salvando vidas.
En la Semana Santa 2017, en la capital hispalense 37 Cofradías pusieron esos cirios en sus pasos, cada uno con frases muy bonitas como: ángeles para la vida, de la Hermandad de los Negritos. Todas ellas hacen unos actos preciosos cuando encienden esos cirios, sabiendo que las que no lo ponen también llevan esa luz haciendo otros actos de caridad con los donantes.

Nos comentaba hace unos instantes que las bandas también se sumaron a estas iniciativas ¿Cómo se materializo?
Unas 40 bandas de música llevan ya un lazo en su banderín que pone: hazte donante, dona vida.
Todo empezó con la banda de la Vera Cruz de Utrera, una gran formación de 100 componentes, que me dijeron hace ya 10 años que quería colaborar. Entre otras cosas compusieron una marcha dedicada a los donantes, los cuales cuentan con un total de 5 marchas dedicadas. La de ellos se llama: lágrimas de vida. Después llego la de cigarreras con: luz eterna, la banda del sol dedico una llamada: lázaro, fíjense que hermoso, vida después de la vida del compositor Raúl Martin Cruzado quien compondría después la marcha: ángeles para la vida,  dedicada a los niños trasplantados y donantes de órganos.
La música cofrade ayudando a salvar vidas, el año pasado le pedimos al gran compositor Manuel Marvizón una marcha de palio y compuso: esperanza de vida, la cual se tocó en el pregón de la Semana Santa de Sevilla y en las procesiones de un gran número de cofradías.
Procuro asistir a los ensayos de las bandas con donantes y trasplantados para hablarles, hacerles fotografías con sus tarjetas de donantes, las publicamos en las redes sociales al igual que hacemos también con los costaleros en sus ensayos.
Un detalle de la implicación del mundo cofrade es que cuando yo empecé en el año 2000 con las Hermandades hacíamos en Sevilla 30 trasplantes de riñón al año, el pasado año fueron 200, siendo el hospital Virgen del Roció el que más hizo en España en un año. ¡Saben lo que es sacar de una lista de espera a tantas personas!

¿Cómo debe der ser nuestra actitud de cristianos apoyando y ayudando a los enfermos y donantes?
Yo creo que lo más importante es hacer lo que hoy estamos haciendo aquí en Baeza, concienciando con la tarjeta de donante que vamos a entregar, la cual no tienen un valor legal alguno, pero si tiene un gran valor sentimental pues salva muchas vidas. Esta tarjeta es la excusa perfecta para hablar del tema en nuestra casa, con nuestras familias, para decirles que si algún día morimos y podemos salvar una vida, que ellos digan que sí. De esta manera es como se están salvando vidas, concienciando a nuestros familiares y concienciado como lo hace esta Hermandad de la Oración del Huerto.
Otro acontecimiento de concienciación importante es la dedicación de calles, parques y rotondas a los donante de órganos y de sangre, cada vez son más los municipios que lo hacen, por ello, siempre les pido a las Hermandades que soliciten a los Ayuntamientos poner un espacio público a los donantes. En todos los pueblos tenemos héroes anónimos que salvan vidas.



NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

martes, 6 de febrero de 2018

Mensaje S.S. Francisco para la Cuaresma 2018

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

A una semana del miércoles de ceniza os traemos el mensaje para la Cuaresma de S.S. Francisco, para que lo meditemos y comencemos la Cuaresma preparados espiritualmente.


MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO
PARA LA CUARESMA 2018

«Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24,12)

Queridos hermanos y hermanas:
Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión»[1], que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.
Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12).
Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.

Los falsos profetas
Escuchemos este pasaje y preguntémonos: ¿qué formas asumen los falsos profetas?
Son como «encantadores de serpientes», o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren. Cuántos hijos de Dios se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad. Cuántos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos. Cuántos viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad.
Otros falsos profetas son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles: cuántos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Cuántos se dejan cautivar por una vida completamente virtual, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan dramáticamente sin sentido. Estos estafadores no sólo ofrecen cosas sin valor sino que quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar. Es el engaño de la vanidad, que nos lleva a pavonearnos… haciéndonos caer en el ridículo; y el ridículo no tiene vuelta atrás. No es una sorpresa: desde siempre el demonio, que es «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8,44), presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre. Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón si se siente amenazado por las mentiras de estos falsos profetas. Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien.

Un corazón frío
Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo[2]; su morada es el hielo del amor extinguido. Preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros?
Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (1 Tm 6,10); a esta le sigue el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos[3]. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas.
También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas; los cielos —que en el designio de Dios cantan su gloria— se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte.
El amor se enfría también en nuestras comunidades: en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium traté de describir las señales más evidentes de esta falta de amor. estas son: la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero[4].

¿Qué podemos hacer?
Si vemos dentro de nosotros y a nuestro alrededor los signos que antes he descrito, la Iglesia, nuestra madre y maestra, además de la medicina a veces amarga de la verdad, nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno.
El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos[5], para buscar finalmente el consuelo en Dios. Él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida.
El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Al igual que, como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles y viésemos en la posibilidad de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: «Os conviene» (2 Co 8,10). Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?[6]

El ayuno, por último, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre.
Querría que mi voz traspasara las fronteras de la Iglesia Católica, para que llegara a todos ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos.

El fuego de la Pascua
Invito especialmente a los miembros de la Iglesia a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.
Una ocasión propicia será la iniciativa «24 horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes 9 y el sábado 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130,4: «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante 24 horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.
En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu»[7], para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad.

Los bendigo de todo corazón y rezo por ustedes. No se olviden de rezar por mí.
Vaticano, 1 de noviembre de 2017
Solemnidad de Todos los Santos

Francisco


[1] Misal Romano, I Dom. de Cuaresma, Oración Colecta.
[2] «Salía el soberano del reino del dolor fuera de la helada superficie, desde la mitad del pecho» (Infierno XXXIV, 28-29).
[3] «Es curioso, pero muchas veces tenemos miedo a la consolación, de ser consolados. Es más, nos sentimos más seguros en la tristeza y en la desolación. ¿Sabéis por qué? Porque en la tristeza nos sentimos casi protagonistas. En cambio en la consolación es el Espíritu Santo el protagonista» (Ángelus, 7 diciembre 2014).
[4] Núms. 76-109.
[5] Cf. Benedicto XVI, Enc. Spe salvi, 33.
[6] Cf. Pío XII, Enc. Fidei donum, III.
[7] Misal Romano, Vigilia Pascual, Lucernario.




domingo, 21 de enero de 2018

Peregrinación a la Hdad. Esperanza de Triana

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Las Vocalías de Formación y Manifestaciones Públicas nos han preparado una nueva convocatoria, en este caso es la peregrinación a la sede canónica de la Pontificia, Real e Ilustre Hermandad y Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento, de la Pura y Limpia Concepción de la Santísima Virgen María, Santísimo Cristo de las Tres Caídas, Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista, Triana.

El motivo de esta peregrinación no es otro que nuestro querido Papa Francisco ha concedido a esta Hermandad la celebración de un Año Jubilar para conmemorar el 600 aniversario del origen, en Triana, de la Hermandad de la Virgen de la Esperanza. 

Pero ¿de qué se trata?, ¿qué es un año jubilar?, ¿en qué consiste la celebración de un Jubileo? Un año jubilar es, ante todo, un tiempo de gracia que el Señor nos regala; es el año en que especialmente el Señor quiere ofrecernos su perdón y su misericordia, es el año de la remisión de los pecados, un tiempo privilegiado de conversión y vuelta hacia Dios, de penitencia y de alegría.

Es un acontecimiento de grandísima importancia y relevancia para todos, un hito en la varias veces centenaria historia de esta Hermandad, un gran regalo que toda la Iglesia, con el Papa  ponen en nuestras manos. Por ello, todos debemos de trabajar para conseguir que el mayor número de personas pueda beneficiarse de las gracias espirituales de este Jubileo; este gran acontecimiento, regalo del Señor a la corporación trianera, ha de ser aprovechado al máximo para experimentar personal y comunitariamente la gracia y la alegría del amor y de la misericordia de Dios, raíz de nuestra esperanza. Por ello, lo peor que puede pasarnos es no aprovechar totalmente todo lo que el Espíritu Santo quiere hacer en nosotros y con nosotros, con motivo de este Año Jubilar, recuerdo y actualización de todos los beneficios espirituales que durante estos siglos de devoción nos han sido concedidos por el Padre mediante la intercesión de la Virgen María, a través de esta hermosa imagen de la Esperanza de Triana. La indiferencia, la desgana y la omisión, son pecados contra la esperanza, por lo que tenemos que aprovechar al máximo lo que se nos ofrece en este Año Santo, para que el paso del Señor por nuestra vida y por nuestra Hermandad deje la mayor huella de conversión, alegría y esperanza en nuestros corazones. La Hermandad debe ser consciente de la necesidad del trabajo y de la ilusión de todos para poder conseguir los objetivos de santificación y conversión del Jubileo, por medio de la imitación de las virtudes de la Virgen María, de la escucha de la Palabra y de la vivencia frecuente de los Sacramentos.

En definitiva, el Año Jubilar de la Esperanza de Triana es un acontecimiento único e irrepetible que no tiene otro objetivo que acercarnos a Dios.

La mayor gracia a obtener durante la celebración de un Año Jubilar es el don de la “indulgencia plenaria”, la cual es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. El Jubileo es, por tanto, un tiempo de gracia que tiene como fin principal la renovación interior.

Para la consecución de la misma, la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede establece una serie de indicaciones que, debidamente cumplimentados, otorgan la buscada indulgencia, siendo necesario que el fiel:
-> Realice una peregrinación piadosa y allí se participe, sea individualmente como comunitariamente, de algún acto edificante para la vida espiritual en alguno de los templos determinados por el Obispo para ganarlas.
-> Se halle en estado de gracia.
-> Tenga la disposición interior de un desapego total del pecado.
-> Realice la confesión sacramental de sus pecados ante un sacerdote.
-> Reciba la sagrada Eucaristía participando en la Santa Misa.
-> Ore por las intenciones del Romano Pontífice.

El mensaje que nos ofrece la celebración de un Año Jubilar no es nada nuevo, es únicamente un recordatorio de lo que la Iglesia siempre ha enseñado: que Dios es misericordioso, que Él perdona, y que nosotros también debemos ser misericordiosos y perdonar al prójimo.

Pero en la devoción a la Divina Misericordia este mensaje asume un nuevo enfoque poderoso, ya que, en definitiva, nos llama a una comprensión más profunda de que el amor de Dios no tiene límites y que está disponible a todo su pueblo, hasta al mayor de sus pecadores: “Cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi Misericordia”.

Si recordáis en octubre de 2013 ya acudimos a la Basílica de la Esperanza Macarena para obtener las gracias concedidas por el 50 Aniversario de la Coronación Canónica de la Esperanza Macarena. Ahora te proponemos y te invitamos a que acompañes a tu Cofradía para recibir las gracias por este Año Jubilar por VI Centenario de la Fundación de la Hermandad de la Esperanza.

Además hemos planificado un gran día de vivencias cofrades en la ciudad hispalense; así, a las 11:00 h. nos esperan en la Basílica del Stmo. Cristo de la Expiración "El Cachorro", donde visitaremos tanto la propia Basílica como el Museo de la Hdad. de El Cachorro, tendremos la oportunidad de rezar el Ángelus ante Ntra. Madre y Señora del Patrocinio, desde dicha Basílica nos dirigiremos a la Capilla de los Marineros, sede de la Hdad. del Stmo. Cristo de las Tres Caídas y Ntra. Señora de la Esperanza.

En la Capilla de los Marineros, participaremos de la Santa Misa y peregrinaremos para ganar el Jubileo por el VI Centenario de la Fundación. Terminado el Sacrificio Eucarístico, procederemos a visitar el Tesoro de la Hermandad y a la entrega de la credencial acreditativa de la peregrinación.

La tarde la tendremos libre hasta la hora de regreso a Baeza, donde siempre nos podemos encontrar ensayos de bandas, costaleros, visitas a distintos templos pues son fechas en las que se realizan multitud de  cultos de las distintas corporaciones penitenciales.

El precio de esta jornada es de 20 €, en el precio va incluido el viaje de ida/vuelta, el desayuno, la visita a El Cachorro y al Tesoro y credencial del Jubileo de la Esperanza de Triana.




NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

miércoles, 10 de enero de 2018

Conferencia: Trasplantes "El amor al prójimo como fuente de vida"

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Desde la Vocalía de Formación de nuestra corporación estamos desarrollando distintas conferencias formativas, ya tuvimos una anterior el pasado 11 de noviembre sobre la próxima peregrinación a Tierra Santa, os animamos a que os unáis a esta gran y enriquecedora experiencia pues serán 8 días para vivir y toda una vida para recordar.

En esta ocasión, la conferencia tratará sobre la importancia de los trasplantes de órganos, nos debemos de concienciar que la donación de nuestros órganos puede ser el último gran gesto cofrade de nuestra vida, ya que como todos sabemos el cofrade es una persona que tiene la caridad como una de sus banderas ¿qué mejor obra de caridad podemos realizar qué el donar a otra persona nuestros propios órganos?

Para esta interesante conferencia hemos contactado con el Dr. José Pérez Bernal, el Dr. Pérez Bernal no ha dudado ni un minuto en colaborar con nuestra hermandad y así desinteresadamente se desplazará hasta nuestra ciudad el próximo 10 de febrero para impartir esta interesante conferencia.

Del Dr. Pérez Bernal, recientemente jubilado tras 43 años en la U.C.I. del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), podemos decir que ha participado como médico directamente en 625 donaciones, no ha tirado la toalla pese a su jubilación hospitalaria. Sigue con cuerda para rato. «Sólo me he jubilado en el hospital porque es lo que toca al cumplir los 67, pero sigo fomentando las donaciones de órganos» dice con la misma vitalidad de siempre.

Desde 1978, fecha del primer trasplante renal de Sevilla y Andalucía, ha estado implicado en todos los Programas de Trasplantes del Hospital Virgen del Rocío. 

Ha sido Coordinador Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva desde 2001 a 2010. Actualmente es Director General de Trasplantes del Colegio de Médicos de Sevilla y Presidente de la Sección de Medicina del Exmo. Ateneo de Sevilla. 

Para concienciar sobre las Donaciones de Órganos, ha impartido mas de 1.800 conferencias, sobre todo en Institutos, Colegios, Asociaciones y Hermandades, transmitiendo que también en la Medicina la “Solidaridad es fuente de vida”. 

Entre las numerosas distinciones que ha recibido destacan:

· Medalla de la Ciudad de Sevilla en 2007.
· Rey Melchor en la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla de 2012, en la que se rodeó de 30 “pajes” trasplantados. 
· El Ayuntamiento de Sevilla aprobó en Abril de 2016 una calle con su nombre en la ciudad, justo al lado del Hospital Virgen del Rocío, inaugurada el pasado 21 de diciembre.
· Nombrado Médico Ilustre 2016 por sus compañeros del Colegio de Médicos de Sevilla.
· Cofrade del Año 2013 (Programa radiofónico Gólgota)
· Premio Semana Santa de Sevilla 2017 a la Obra Social.
· Premio Saeta de Oro 2016 (COPE).
· Olivo de Plata de la Hermandad de la Redención 2018. 
· Elegido como uno de los “25 Embajadores de la Medicina Española” por Diario Médico (Diciembre 2017). 

Pero, ante todo, afirma que SU MEJOR CURRÍCULUM es la VIDA de las personas por las que ha luchado como médico y tener el afecto y amistad de muchas familias de donantes de órganos y de innumerables personas trasplantadas.

Y además, de este amplio bagaje profesional y humano, es un cofrade activo que vive todo el año las hermandades, así este cofrade pertenece a las  Hermandades de Los Negritos, Macarena, Estrella y Sol. Y todos los días a sus contactos nos ofrece una bella instantánea de la Reina de San Gil, La Esperanza Macarena.

Cabe destacar de este gran hombre entre sus logros, el conseguir que las distintas cuadrillas de costaleros de Sevilla se hayan hecho donantes de órganos pues, como él mismo comenta: "la mejor corona que podemos ofrecerle a la Virgen es la del amor al prójimo y la ayuda a los demás". Insistiendo en que "con las donaciones de órganos, de sangre y médula se logran salvar vidas y que sembrando la semilla de la solidaridad la Virgen va a salvar muchas vidas".

Por este motivo, en la sede de la Agrupación Arciprestal de Hermandades y Cofradías (Balcón del Concejo), el próximo sábado 10 de febrero a las 20:00 h. el Dr. Pérez Bernal nos regalará su experiencia y nos hablará de las necesidades para un cofrade de hacer caridad hasta el último momento.

Esperamos contar con tu asistencia, recibe nuestros fraternal saludo.

NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

domingo, 7 de enero de 2018

Comunicado Oficial:I SAN SILVESTRE MONUMENTAL SOLIDARIA de BAEZA 2017

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Cómo bien sabéis el pasado 30 de diciembre de 2017 se realizó la I Carrera Monumental Solidaria San Silvestre de Baeza, a beneficio de la Asociación Jiennense de Esclerosis Múltiple, por este motivo la organización de la misma ha emitido un Comunicado Oficial, que a continuación os reproducimos, citándonos para la II Carrera Monumental Solidaria San Silvestre de Baeza.
NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!