jueves, 28 de marzo de 2019

Cartel Domingo de Ramos 2019

Querido hermano en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Madre y Reina del Rosario.

Cuando quedan algo más de dos semanas para nuestro Domingo de los Sueños, el Domingo de Ramos, nos es grato presentarte nuestro cartel anunciador de nuestra procesión penitencial de 2019.

La fotografía que ilustra el cartel es obra de N. Hno Antonio J. García Cruz, la instantánea está realizada en la parte final de la calle Imagen y muestra el numeroso grupo de fieles y devotos que acompañan al Misterio de Nuestro Señor Orando en el Huerto, este bello momento que fue recogido por Antonio J. nos llama a acompañar al Señor que ora bajo el olivo de San Andrés y el gran esfuerzo de la cuadrilla de costaleros del misterio que en esa interminable y entrañable chicotá nos muestra su esfuerzo y amor al Hijo de Dios.

Deseamos que este cartel sea de tu agrado y por supuesto sirva para anunciar a todos que la Cofradía estará en la calle, D.m, un año más para dar público testimonio de fe de este grupo de católicos que unidos bajo las advocaciones de Jesús Orando en el Huerto y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, muestran sus más firmes creencias y fidelidad.

¡¡OS ESPERAMOS A TODOS PARA LA PROCESIÓN PENITENCIAL!!
¡¡ESTE DOMINGO DE RAMOS PASEEMOS NUESTRA FE POR BAEZA!!


NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

RECUERDA

Querido hermano en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Madre y Reina del Rosario.

No olvides revisar tu hábito antes de salir de casa: Túnica y antifaz de color azul caridad, en este último irá cosido el escudo de la Trinidad Calzada. El cíngulo de color blanco y terminado en dos borlas tendrá la caída sobre el lado izquierdo. La medalla de la Hermandad irá siempre prendida al cuello y debajo del antifaz.

Calcetines y zapatos negros.

NO PUEDEN SER:
- NI CALZADO DEPORTIVO
- NI BOTAS
- NI ALPARGATAS


No te olvides de tus guantes blancos y lisos.

Por último, y como ya hemos ido informando, te recuerdo que está prohibido el ir con la túnica de nazareno antigua.

lunes, 18 de marzo de 2019

Solemne Fiesta Principal de Estatutos

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Nos ponemos en contacto contigo para informarte que el próximo sábado, 23 de marzo del año del Señor de 2019, se celebrará la Solemne Fiesta Principal de Estatutos.

Se iniciará con el rezo del Santo Rosario a las 19:00 h

A las 19:30 h. se oficiará la Santa Misa, presidida por Rvdo. Sr.  D. Domingo Antonio Pérez Fernández, párroco de Sta. Mª del Alcázar y S. Andrés Apóstol y Capellán de Nuestra Hermandad.

Al finalizar la misma se cantará la Salve a Mª Stma. del Rosario en sus Misterios Dolorosos y tendrá lugar el devoto Besamanos a Nuestro Señor.
NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

jueves, 28 de febrero de 2019

IGUALÁ PASO DE PALIO ROSARIO



Querido hermano en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Madre y Reina del Rosario.

¿Quieres ser los pies de la Reina del Rosario?
¿Quieres pasear por Baeza a Nuestra Reina?



Te esperamos en La Igualá de la Cuadrilla del Palio

📆 Viernes 1 de marzo

⏰ 20:30 h

🏛 Sede Agrupación de Cofradías

📌 Balcón del Concejo

*_NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT_*


*_REGINA SACRATISSIMI ROSARII,ORA PRO NOBIS!_*

miércoles, 27 de febrero de 2019

Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma de 2019


El papa Francisco ha hecho público su mensaje para la Cuaresma de 2019. El tema de este año es “La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios” (Rm 8,19). 

“Pidamos a Dios -escribe el Santo Padre- que nos ayude a emprender un camino de verdadera conversión. Abandonemos el egoísmo, la mirada fija en nosotros mismos, y dirijámonos a la Pascua de Jesús; hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales. Así, acogiendo en lo concreto de nuestra vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación".


«La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» 
(Rm 8,19)



Mensaje del Santo Padre

Queridos hermanos y hermanas:

Cada año, a través de la Madre Iglesia, Dios «concede a sus hijos anhelar, con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que […] por la celebración de los misterios que nos dieron nueva vida, lleguemos a ser con plenitud hijos de Dios» (Prefacio I de Cuaresma). De este modo podemos caminar, de Pascua en Pascua, hacia el cumplimiento de aquella salvación que ya hemos recibido gracias al misterio pascual de Cristo: «Pues hemos sido salvados en esperanza» (Rm 8,24). Este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19). Desde esta perspectiva querría sugerir algunos puntos de reflexión, que acompañen nuestro camino de conversión en la próxima Cuaresma.


1. La redención de la creación

La celebración del Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, culmen del año litúrgico, nos llama una y otra vez a vivir un itinerario de preparación, conscientes de que ser conformes a Cristo (cf. Rm 8,29) es un don inestimable de la misericordia de Dios.

Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención. Por esto, la creación —dice san Pablo— desea ardientemente que se manifiesten los hijos de Dios, es decir, que cuantos gozan de la gracia del misterio pascual de Jesús disfruten plenamente de sus frutos, destinados a alcanzar su maduración completa en la redención del mismo cuerpo humano. Cuando la caridad de Cristo transfigura la vida de los santos —espíritu, alma y cuerpo—, estos alaban a Dios y, con la oración, la contemplación y el arte hacen partícipes de ello también a las criaturas, como demuestra de forma admirable el “Cántico del hermano sol” de san Francisco de Asís (cf. Enc. Laudato si’, 87). Sin embargo, en este mundo la armonía generada por la redención está amenazada, hoy y siempre, por la fuerza negativa del pecado y de la muerte.


2. La fuerza destructiva del pecado

Efectivamente, cuando no vivimos como hijos de Dios, a menudo tenemos comportamientos destructivos hacia el prójimo y las demás criaturas —y también hacia nosotros mismos—, al considerar, más o menos conscientemente, que podemos usarlos como nos plazca. Entonces, domina la intemperancia y eso lleva a un estilo de vida que viola los límites que nuestra condición humana y la naturaleza nos piden respetar, y se siguen los deseos incontrolados que en el libro de la Sabiduría se atribuyen a los impíos, o sea a quienes no tienen a Dios como punto de referencia de sus acciones, ni una esperanza para el futuro (cf. 2,1-11). Si no anhelamos continuamente la Pascua, si no vivimos en el horizonte de la Resurrección, está claro que la lógica del todo y ya, del tener cada vez más acaba por imponerse.

Como sabemos, la causa de todo mal es el pecado, que desde su aparición entre los hombres interrumpió la comunión con Dios, con los demás y con la creación, a la cual estamos vinculados ante todo mediante nuestro cuerpo. El hecho de que se haya roto la comunión con Dios, también ha dañado la relación armoniosa de los seres humanos con el ambiente en el que están llamados a vivir, de manera que el jardín se ha transformado en un desierto (cf. Gn 3,17-18). Se trata del pecado que lleva al hombre a considerarse el dios de la creación, a sentirse su dueño absoluto y a no usarla para el fin deseado por el Creador, sino para su propio interés, en detrimento de las criaturas y de los demás.

Cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre (cf. Mc 7,20-23) —y se manifiesta como avidez, afán por un bienestar desmedido, desinterés por el bien de los demás y a menudo también por el propio— lleva a la explotación de la creación, de las personas y del medio ambiente, según la codicia insaciable que considera todo deseo como un derecho y que antes o después acabará por destruir incluso a quien vive bajo su dominio.


3. La fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón

Por esto, la creación tiene la irrefrenable necesidad de que se manifiesten los hijos de Dios, aquellos que se han convertido en una “nueva creación”: «Si alguno está en Cristo, es una criatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha comenzado lo nuevo» (2 Co5,17). En efecto, manifestándose, también la creación puede “celebrar la Pascua”: abrirse a los cielos nuevos y a la tierra nueva (cf. Ap 21,1). Y el camino hacia la Pascua nos llama precisamente a restaurar nuestro rostro y nuestro corazón de cristianos, mediante el arrepentimiento, la conversión y el perdón, para poder vivir toda la riqueza de la gracia del misterio pascual.

Esta “impaciencia”, esta expectación de la creación encontrará cumplimiento cuando se manifiesten los hijos de Dios, es decir cuando los cristianos y todos los hombres emprendan con decisión el “trabajo” que supone la conversión. Toda la creación está llamada a salir, junto con nosotros, «de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21). La Cuaresma es signo sacramental de esta conversión, es una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social, en particular, mediante el ayuno, la oración y la limosna.

Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de “devorarlo” todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón. Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia. Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad.

Queridos hermanos y hermanas, la “Cuaresma” del Hijo de Dios fue un entrar en el desierto de la creación para hacer que volviese a ser aquel jardín de la comunión con Dios que era antes del pecado original (cf. Mc 1,12-13; Is 51,3). Que nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que «será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21). No dejemos transcurrir en vano este tiempo favorable. Pidamos a Dios que nos ayude a emprender un camino de verdadera conversión. Abandonemos el egoísmo, la mirada fija en nosotros mismos, y dirijámonos a la Pascua de Jesús; hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales. Así, acogiendo en lo concreto de nuestra vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación.


Vaticano, 4 de octubre de 2018
Fiesta de san Francisco de Asís

NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!

viernes, 22 de febrero de 2019

AVISO: Habito de Estatutos



Baeza a 22 del mes de Febrero del año del Señor de 2019.

Estimado hermano en Cristo Orando en Getsemaní y su Limpia y Pura Madre del Rosario.
            Como bien sabes la pasada procesión penitencial del Domingo de Ramos, fue la primera vez que se procesionaba todo el guión de Nuestra Cofradía con el hábito de Estatutos nuevo.
            Así el próximo Domingo de Ramos, 14 Abril de 2019, sólo se podrá realizar el acto penitencial con el nuevo hábito de estatutos.
            Seguro que estarás pensando que para que llegue nuestro Domingo aún quedan muchos días, y así es, pero es necesario que N. Hnas. que altruistamente las realizan tengan el suficiente tiempo para poder confeccionarlas, ya que es una labor que realizan desinteresadamente en sus momentos de ocio, y cogiendo del tiempo las vayan realizando y no verse agobiadas en los días cercanos a la Semana Santa.
            Por lo tanto, si éste es tu caso y necesitas realizar o estás interesado en hacerte el hábito de Estatutos nuevo, puedes contactar con N. Hnas:

Ramoni 645141742
Ana María 638441951
Faustina 627054241



            Indicarte que el precio de la túnica es de 80 € que sería abonada la mitad, 40 € en la toma de medidas y el resto a la entrega de la misma.

            Si tienes cualquier duda no dudes en contactar con cualquier miembro de la junta de gobierno o a través del correo electrónico oraciondelhuertobaeza@live.com  o directamente al Hermano Mayor (678 49 37 58) y gustosamente te atenderemos y resolveremos tu duda o sugerencia.

domingo, 17 de febrero de 2019

Conferencia: "La Milicia y la Fe"

Queridos hermanos en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.


Desde la Vocalía de Formación de nuestra corporación estamos desarrollando distintas conferencias formativas, ya tuvimos sobre la peregrinación a Tierra Santa y el pasado año tuvimos la oportunidad de disfrutar con una extraordinaria conferencia del Dr. José Pérez Bernal, el Dr. Pérez Bernal no dudó ni un minuto en colaborar con nuestra hermandad y así desinteresadamente se desplazó hasta nuestra ciudad para impartir una interesante conferencia sobre la importancia de los trasplantes de órganos, nuestra corporación cogió el guante del Dr. Pérez Bernal y durante todo este año ha estado colaborando con la importante tarea de mentalizar a los cofrades para la donación de nuestros órganos, ya que puede ser el último gran gesto cofrade de nuestra vida, pues todos sabemos que el cofrade es una persona que tiene la caridad como una de sus banderas ¿qué mejor obra de caridad podemos realizar qué el donar a otra persona nuestros propios órganos?

Para este año, la conferencia tratará sobre "La Milicia y la Fe", para ello contactamos el pasado mes de agosto con el Tte. Col. D. Francisco Herrera Cruz, desde el primer momento no dudó en ponerse a nuestra disposición y dada su apretada agenda profesional poder cerrar la fecha de la misma.

Como militar de vocación, nuestro amigo Paco Herrera es una persona totalmente volcada e ilusionada con su profesión, teniendo innumerables experiencias en misiones internacionales en las que como miembro del Ejército de Tierra ha sido desplazado, si bien su corazón siempre estará en la Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra dónde desempeño sus empleos de teniente, capitán y comandante hasta que su ascenso a teniente coronel le hizo cambiar de destino.

De parte de sus vivencias cofrades ya pudimos disfrutar muy gratamente en el año 2016, año que fue el Pregonero de la Semana Santa de Baeza, así mismo guarda un grato recuerdo del Domingo de Ramos de dicho año en el que tuvo la oportunidad de dar la primera llamada a nuestros pasos y presenciar la salida de nuestra Cofradía desde el interior de nuestro Templo.

Estamos seguros que no va a dejar indiferente a los que acudan a su conferencia y disfrutaremos con su fácil palabra, amable conversación y su amor a Baeza, pues como miembro de la diáspora baezana hace gala de ella allá por dónde su destino lo lleva.

Por este motivo, en la sede de la Agrupación Arciprestal de Hermandades y Cofradías (Balcón del Concejo), el próximo sábado 2 de marzo a las 20:00 h. el Tte. Col. D. Francisco Herrera Cruz nos regalará su experiencia y nos hablará de las necesidades para un militar de agarrarse a Dios en los momentos y situaciones más difíciles.

Esperamos contar con tu asistencia, recibe nuestros fraternal saludo.
NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT
REGINA SACRATISSIMI ROSARII, ORA PRO NOBIS!